Rutas

Senderismo

Ruta 1 : Subida a Cabo Cope
Ruta 2 : Costa de Levante desde Cope hasta la Galera o Puntas de Calnegre
Ruta 3 : Rambla del Talayón
Ruta 4 : Subida al Talayón

















Ruta 1 : Subida a Cabo Cope


Dificultad : Baja
Distancia : 3,5 Km
Duración estimada : 2h 30m - 3h
Salida : Hotel Mayari
Desnivel : 200 m

Desde la puerta del Hotel tomamos dirección Cabo Cope para alcanzar la senda que hay en su falda. A mitad de esta senda llegamos a unos pequeños eucaliptos, seguimos la senda que se lanza a la derecha y desde este punto comenzamos la ascensión.

Partimos de 50 m de desnivel, y alcanzaremos una cota máxima de 249 m. Desnivel pronunciado durante los primeros 400 m desde que empezamos a subir, ascensión que hasta llegar a la cumbre nos llevara unos 30 minutos. Antes de la cima enlazamos con un sendero bien definido en zig-zag y menos pronunciado que lo ascendido hasta el momento, que nos permite adecuar el ritmo de la respiración para acometer el último repecho que nos dejará en la cumbre.

Una vez arriba las vistas son impresionantes pues desde este punto podemos observar toda la costa recortada hasta la vecina localidad de Mazarrón, siempre hacia levante, además de las 4 bahías que dibujan el litoral de poniente hasta Águilas, delimitando cada una figuras claves en la orografía de la localidad como son la Isla del Fraile, la Cabeza del Caballo, y el Castillo de San Juan de las Águilas, que da paso a la última cala del núcleo urbano, la bahía de Poniente.

Volviendo a la cima del cabezo observamos la majestuosidad de esta mole, que no termina en su cumbre, sino que nos lleva a un nuevo valle interior que da paso a otra subida hasta llegar al acantilado que nos enseña el mar.

Cresteando en dirección este disfrutaremos más reposadamente de la flora y fauna de este paraje, podremos observar cormoranes, diversos tipos de gaviotas, algún cernícalo y halcones peregrinos, tortuga mora, lagarto ocelado, serpiente de herradura, gineta, zorro... siempre y cuando la madre naturaleza nos premie con alguna de estas visiones además de especies de flora endémicas como son las sabinas , el cornical, esparto, tomillo, romero, uña de gato, margarita mediterránea, jopos, coscoja, lavanda...

Como anotación comentar que se trata de una zona ideal para la observación de aves migratorias. Una vez lleguemos a la punta Este comenzamos el descenso por una estrecha senda desde la cual , cuando el mar esta en calma tendremos una visión magnifica de los fondos marinos por la limpieza y transparencia de sus agua, así como también observaremos restos de asentamientos algaricos. Todo es descenso hasta llegar a la Torre de Cope, construida entre los años 1538 / 1574 y que servia de vigilancia ante las continuas incursiones de barcos enemigos. Ya en este punto comenzamos el regreso al inicio de nuestra ruta.

Subir

Ruta 2 : Costa de Levante desde Cope hasta la Galera o Puntas de Calnegre


Dificultad : Media - Baja
Distancia : Hasta la Galera 10 Km. / A puntas 15 Km. (Ida)
Duración estimada : 3h 30m / 5h 30m (A puntas)
Desnivel : Toda la ruta va a nivel del mar (desnivel máximo 40m)

Ruta sencilla por discurrir toda ella pegada a la costa levantina. Tras los 1300 primeros metros desde el inicio llegamos a la Torre de Cope.

Durante esta ruta litoral nos dedicaremos a observar como característica de la misma los caprichos naturales de la erosión del viento y el mar sobre el litoral. Pasaremos por infinidad de calas naturales, la mayoría de ellas vírgenes.

Punta del sombrerito, playa del sombrerito, punta del charco, playa rafal, piedras negras, playa de rambla Elena, el pozo, playa del pocico del animal, playa de los abejorros y chapa de la galera, cala donde se encuentra el final del término municipal de Águilas.

Desde el final de este primer recorrido se puede continuar la costa para llegar hasta Calablanca, cala digna de ser visitada por su belleza natural, que se encuentra a unos 1500 m de distancia desde la Chapa de la Galera, unos 15/20 minutos a pié. Durante este primer recorrido se observa flora y fauna típica del litoral mediterráneo, donde además del esparto, tomillo, romero, cornical, margarita mediterránea... Tras pasar la playa de la Galera pararemos a ver los restos de una noria de tiro , también conocido como molino de sangre, por basar su fuerza de tiro en tracción animal, y que era utilizada para extraer agua del subsuelo.

Después de estos restos es cuando llegamos a Calablanca donde observaremos el vuelo de diferentes aves marinas desde el acantilado. Continuamos costeando hasta llegar aun antiguo cuartel de la Guardia Civil abandonado, donde bajaremos por una ladera algo escarpada para colocarnos justo a orilla del mar.

Alcanzaremos una nueva cala, Cala Honda , playa prácticamente virgen y a la que solo se puede acceder a pie. Desde este punto hay que separarse un poco de la costa y ascender por una rambla con mucha vegetación, la cual enlaza con un camino de tierra con anchura suficiente para que lleguen vehículos , con continuas subidas y bajadas que nos van llevando a calas preciosas que nos hacen olvidar un poco el cansancio que a estas alturas ya se nota en las piernas . Tras un par de horas de camino por este camino ancho y sin dejarlo en ningún momento llegamos a la localidad costera de Puntas de Calnegre , final de esta larga ruta . En este punto se puede comer, descansar y disfrutar de la tranquilidad del entorno.

Subir

Ruta 3 : Rambla del Talayón


Dificultad : Baja
Distancia : 10 Km. (Ida y vuelta)
Duración estimada : 3h 30m - 4h
Desnivel : 50 m (oscila de 600 m a 550 m)

En primer lugar recorreremos unos Km en coche para desplazarnos a la rambla del Talayón.Como el título de la ruta indica, esta se desarrolla por el cauce de una rambla, en continuo descenso en esta primera parte.

Durante este recorrido, recomendable en primavera por la gran cantidad de vegetación que podremos observar , llegaremos a uno de los símbolos de esta ruta, un algarrobo centenario que se abraza a las rocas limpias de tierra intentando desafiar la fuerza con la que el agua baja en ciertas épocas del año.

Antes de llegar a este algarrobo y desviándonos un poco a la derecha en dirección a una vivienda abandonada podemos ver 2 árboles de laurel, donde podremos hacernos de algunas de sus hojas, muy utilizadas como condimento alimenticio. Volveremos entonces hacia el curso normal de la rambla para llegar al algarrobo anteriormente mencionado, para continuar descendiendo hasta llegar a unas pozas naturales esculpidas por la erosión del agua sobre la roca a su capricho, junto a esta podremos descansar y refrescar los pies si es necesario. Poco más abajo encontramos un viejo molino de agua abandonado, siendo este al final del descenso. A partir de aquí comenzamos la vuelta por el mismo camino del descenso.

Como anotación comentar que nos encontramos en una importante zona ZEPA ( Zona Especial de Protección de Aves), además de pasar junto al monte más alto del término municipal de Águilas y que da nombre a la rambla, el Talayón. Además de la observación de perdices y perdices, muy abundantes en la zona, con un poco de suerte podremos ver el vuelo del Águila Perdicera, por ser esta una de sus zonas predilectas de caza por la gran abundancia de roedores, perdices, conejos y tórtolas, parte importante de su alimentación.

Ascendiendo nuevamente por el cauce de la rambla llegaremos nuevamente al cortijo donde iniciamos nuestra ruta.

Subir

Ruta 4 : Subida al Talayón


Dificultad : Media
Distancia : 6 Km.
Duración estimada : 2h 45m
Cota máxima : 881 m

Iniciamos el recorrido en vehículo durante 26 Km.

Comenzamos la marcha por un camino ancho que va hacia una finca, desviándonos un poco hacia el valle que forman las pequeñas montañas que hay en la finca y donde existe una plantación de almendros y en dirección Este, hacia un collado cubierto por una pinada, tras el cual podemos divisar nuestro destino.

Acometemos la ladera empinada que nos deja en lo alto del collado y una vez allí tomaremos una estrecha y bien definida senda hacia la izquierda que nos lleva cresteando con continuas subidas y bajadas acompañados siempre de pinos y matorral bajo muy tupido, por lo que es aconsejable ir con pantalón largo aunque nos encontremos en época estival pues los continuos arañazos de los matorrales suelen resultar muy molestos.

Tras un continuo subir y bajar llegamos al pié del Talayón, rodearemos el monte por su ladera Norte , donde tras pasar un pequeño grupo de encinas, cuyo frescor de sombra se agradece, y un poco, a la derecha comienza una senda ascendente que zigzaguea hasta llegar a la cumbre. Este último tramo es algo cansado por el continuo ascenso, pero todo se olvida una vez que se alcanza la cumbre pues las vistas tan impresionantes desde la cima recompensarán el esfuerzo realizado.

Tras un descanso volveremos por la misma senda que utilizamos para el ascenso. No olvidemos que nos encontramos en una importante zona ZEPA ( Zona Especial de Protección de Aves), donde no es raro observar el vuelo del Águilas Perdicera, así como también es común encontrarse con el vuelo inesperado de alguna perdiz y el correr de liebres y conejos, muy abundantes en la zona por la cantidad de alimento y condiciones favorables de hábitat que encontramos.

Como complemento al desarrollo comentar que esta ruta es muy bonita de hacer durante la noche y coincidiendo con luna llena pues el paisaje que se observa iluminado por la luz tenue de la luna es un sueño.

Subir
Rutas